Noreña

 
Plaza en el centro de Noreña

 
De un vistazo
 

Concejo afamado por su gastronomía, entre la que sobresalen los productos derivados del cerdo y es imprescindible catar los callos. A finales de septiembre se celebra en la capital el Día del Gochu, un homenaje a este imprescindible animal.

 

A destacar


Del 24 al 26 de abril se festeja San Marcos, el patrón de los carniceros, con generosa dispensa de picadillo y sabadiegos.

Es una celebración declarada de interés gastronómico regional.

 




 
En detalle
 
 
E

l concejo de Noreña es el más pequeño del Principado, con una extensión ligeramente superior a los seis kilómetros cuadrados. Casi toda su población se concentra en la villa del mismo nombre, uno de los municipios asturianos con mayor densidad de población. Cruza el concejo, en dirección este - oeste, el río Noreña, que nace en La Collada (Siero) para desembocar en el río Nora, en las proximidades de Lugones.

La villa tiene renombre por su cocina, en la que brillan con luz propia los callos, que se sirven en cualquier época del año.

Si bien en el pasado la industria preponderante en Noreña fue la artesanía del calzado, cuyo origen en la villa se remonta al siglo XVI, cuando era conocida tanto dentro de Asturias como en Castill, actualmente son los servicios, la industria chacinera, la construcción, la agricultura y la pesca las principales fuentes de vida de los noreñenses. La villa tiene renombre por su cocina, en la que brillan con luz propia los callos, que se sirven en cualquier época del año. Tampoco hay que dejar de catar el picadillo, los sabadiegos (embutidos de magro, sangre y cebolla) y la fabada, amén de postres como lasrosquillas de pepona, las casadielles, el arroz con leche, las manzanas asadas o las castañas cocidas. El sábado del Ecce Homo, a finales de septiembre, se celebra El día del Gochu, en el que se reparte de forma gratuita, entre todos los vecinos y visitantes, productos del cerdo. Otra cita gastronómica señalada es la Fiesta de los Callos, el primer sábado de diciembre.

 

Patrimonio histórico

Dentro del rico patrimonio histórico del concejo figuran la iglesia de Santa María, originaria del siglo XVI y parcialmente reedificada a mediados del XX, la Torre del Reloj, del siglo XVII, y el palacio del Rebollín, erigido entre los siglos XVI y XVIII. Otras construcciones señoriales son el palacio de Miraflores, edificado en el XVI siguiendo el estilo herreriano, y el palacio dieciochesco de Ponte, en la zona del Truébano. Una imagen característica de la villa es la del quiosco de música, en el paseo de Fray Ramón, construido en las postrimerías del siglo XIX.

Fachada principal del palacio del Rebollín.

 

El Ecce Homo y otras fiestas

La festividad del Ecce Homo o de la exaltación de la Cruz es la más concurrida de cuantas se celebran en Noreña. Entre el 14 y el 21 de septiembre se suceden diversas verbenas y tiene lugar la procesión del domingo del Ecce Homo, en la que se retorna el Santo de la Iglesia de Santa María a la capilla de la Soledad.

Antes de eso, del 24 al 26 de abril se festeja San Marcos, el patrón de los carniceros, con generosa dispensa de picadillo y sabadiegos. Es una celebración declarada de interés gastronómico regional. En la noche de San Juan, el 23 de junio, numerosas hogueras iluminan Noreña. La más conocida es la que se realiza en la imagen del Ecce Homo, alrededor de la cual se baila la danza prima.